Showing 49 Result(s)
Testimonios Salud Texto

María, vacunada con AstraZeneca: «Hace un año me diagnosticaron fibromialgia y fatiga crónica, posible afectación por la vacuna contra el covid»

La segunda vacuna empeoró su estado de salud

Testimonio completo:

¡Hola!, Mi nombre es María Mirón, vivo en A Pobra do Brollón (Lugo).

Me pongo en contacto con vuestra asociación para ver si me podéis aconsejar y ayudar. Hace un año me diagnosticaron fibromialgia y fatiga crónica, posible afectación por la vacuna contra el covid. En el 2015 empecé con hormigueo y parestesias en brazos, pero a partir de la primera vacuna AstraZeneca, a finales febrero 2021, se me durmieron las piernas y los brazos, tuve pérdida de fuerza, agotamiento extremo, hormigueo, pérdida de equilibrio, dolores de cabeza, incontinencia urinaria, desajustes de la menstruación…. Y después de la segunda dosis empeoré.

Trabajo en ayuda a domicilio y tuve que coger la baja por no poder realizar mis tareas. También tuve un episodio traumático en mayo de 2021: mi padre se suicidó. Por ello he estado en terapia con un psicólogo, llevo el duelo bien aunque algunos médicos achacan la enfermedad al trauma, pero empecé antes con los síntomas y la agravación.

«Me siento impotente, tengo 39 años y mi vida ha cambiado»

He pasado por distintas especialidades, cambios de medicación como conejillo de indias, rehabilitación….y no mejoro.

Estoy desesperada porque no sé que va a pasar con mi vida laboral, no me siento capacitada para realizar el trabajo que desempeñaba; me cuesta hacer las tareas diarias de mi hogar y cosas que ya no puedo hacer; me siento impotente, tengo 39 años y mi vida ha cambiado, era una persona alegre y muy activa, ahora cada vez más apagada por mi situación física.


A últimos de septiembre tengo cita con un reumatólogo

Gracias por vuestra atención de antemano y si podéis ayudarme y asesorarme ante mi situación…


¡Un saludo!


María Mirón Guisado

Testimonios Salud Texto

Francisco J., 54 años, vacunado con Pfizer: «Tuve un infarto de miocardio»

Testimonio completo:

Hola,

Hablo en mi propio nombre. Tengo dos dosis de Pfizer. Con la primera dosis no tuve síntomas, pero en la segunda dosis, entre las dos y tres horas depués de la administración, sufrí un mareo importante seguido de debilidad muscular (desconozco si fue una miocarditis). En días sucesivos sufrí, de manera alterna, pinchazos en el pecho durante unos días, y en brazo izquierdo otros de çorta duración y baja intensidad.

«Para mí, es a consecuencia de la vacuna»

Hasta el día 14, después de la administración de la segunda dosis, se presentaron todos los síntomas de golpe. Pero ese día sufrí tal mareo que pensé que perdía el conocimiento con pinzamientos en pecho y brazo izquierdo, de gran intensidad. Resultado: infarto de miocardio con colocación de una sent en la arteria coronaria descendiente. Sin antecedentes familiares.

Para mí, es a consecuencia de la vacuna, ya que ningún cardiólogo ni en unidad crítica de coranarios ni en planta, ni de cabecera ante la exposición de los síntomas , optaron por el silencio como si no me hubiesen oído.

Si alguien me puede aportar algo de información médica de si es posile lo que yo creo con Pfizer, lo agradecería.

Creo que yo soy de los afortunados que lo pueden contar.

Un saludo y gracias por vuestra labor

Testimonios Salud Texto

Susana, 42 años: «Tuve inflamación de ambos tímpanos»

Testimonio completo:

«¿Por qué sucedió este efecto secundario?»

En la segunda dosis empecé a sufrir un terrible dolor de cabeza. Y a medida que fue pasando la noche aumentó, de tal modo que, al despertar, noté como si tuviera la cabeza embotellada.

Fue pasando el día e iba a más hasta que me di cuenta que me dolían también los oídos; un dolor insoportable en ambos. Fue aumentando y aumentando, y yo pensando que se me iría… Pues de irse nada, al contrario, se convirtió en un dolor insoportable, de tal magnitud que me fuí a urgencias. Diagnóstico: inflamación de ambos tímpanos con hemorragia.

Me derivaron al otorrino del hospital de referencia de mi comunidad para revisión. ¿A alguién más le ha pasado? ¿Esto es denunciable? ¿Por qué sucedió este efecto secundario?

Testimonios Salud Texto

Alicia, 41años: «Desde que me pusieron las tres vacunas no he parado de tener gripe»

Testimonio completo:

«Sólo el caminar me produce mareos y taquicardia»

Desde que me pusieron tres vacunas no he parado de tener gripe, cada vez más fuerte por lapso de tres meses. Tengo los brazos y los pectorales imanantados. En un estudio reciente, mi sangre aumentó el nivel de coagulación, lo que me impide hacer deporte porque sólo el caminar me produce mareos y taquicardia.

Testimonios Salud Texto

«Contacto con ustedes para trasladarles las secuelas que, creo, mi tío de 66 años está sufriendo por la vacuna de Moderna»

Según Susana, sobrina de Manuel, su familiar se ha convertido en una persona totalmente dependiente

Testimonio completo:

Buenas tardes,

Contacto con ustedes para trasladarles las secuelas que, creo, mi tío de 66 años está sufriendo como consecuencia por la vacuna de Moderna. Bien es cierto, que él es una persona diabética desde hace muchos años. En diciembre de 2020, sufrió un infarto de miocardio. Y en mayo de 2021 lo llamaron para la primera dosis de Moderna.

«Le pusimos la primera dosis y aparentemente, le fue bien. En junio o julio, la segunda dosis. A finales del mes de agosto, su cuerpo colapsó«

Cuando acudimos al vacudrónomo, antes de vacunarlo, quise hablar con algún médico asignado en el lugar, para que, bajo su criterio profesional, me informara sobre si este tratamiento (no vacuna) le pudiera reportar alguna contraindicación. Al explicarle que era diabético y que además había sufrido un infarto meses antes, la doctora, sin quitar ojo a su móvil y sin mirarnos (porque estaba ocupada mirando el móvil, como ya he dicho), me indicó que eso no era una contraindicación para vacunarlo. Le pusimos la primera dosis y aparentemente, le fue bien. En junio o julio, la segunda dosis. A finales del mes de agosto, su cuerpo colapsó de tal manera que no se podía mover, no se podía poner de pie, su tronco no permanecía erguido ni sentado. Cuando lo sentábamos su cabeza caía sobre la mesa. Y nos decía que le costaba respirar. Era un trapo, no tenía control sobre su cuerpo. Lo ingresaron de urgencia y no supieron darnos un diagnóstico claro. Pero todo lo achacaban a su diabetes. 

 A día de hoy, con 67 años es una persona totalmente dependiente, reconocido con grado tres de minusvalia. Está encamado y necesita de otra persona para todo. Realmente, no sabemos si lo que le ocurre a mi tío es debido a su enfermedad (diabetes) o que la vacuna ha acelerado su deterioro físico y mental.

En fin, este es nuestro testimonio. Les felicitamos por su iniciativa. El pueblo debe ser soberano.

Reciban un cordial saludo,

Susana (sobrina de posible afectado)

Testimonios Salud Texto

Muhammad, 30 años y vacunado con Pfizer: «Tras recibir la segunda dosis, mi vida cambió drásticamente en menos de 48 horas»

Después de muchas visitas al hospital, tiene un seguimiento cardiológico en la Quirón del Campo de Gibraltar y neurológico por lo privado en su ciudad, Ceuta

Testimonio completo:

En el mes de Julio de 2021 me vacuné contra el covid 19 con la segunda dosis de la vacuna de Pfizer en el ayuntamiento de Ceuta. Previamente, en Junio, había recibido la primera dosis sin pasar ningún tipo de efecto secundario o problema. Pero tras recibir la segunda dosis el día 13 de Julio de 2021, mi vida dio un cambio drástico en menos de 48 horas; comencé a vivir una autentica pesadilla.

Antes de esto me encontraba muy bien de salud, acudía de forma diaria al gimnasio y realizaba una hora de musculación y media hora de ejercicio aeróbico diario desde enero de 2021, con una estricta dieta y muy buenos resultados. Pero tras vacunarme con la segunda dosis el dia 13, el dia 14 empecé a sentirme raro, muy decaido, con falta de energía y sin ganas de nada.

«Me trasladan al hospital público más cercano, y allí me indican que es un efecto secundario de la vacuna»

El día 15, menos de 48 horas después de la inoculación, me despierto entorno a las seis de la mañana, en mi cama, con una fuerte opresión en la zona torácica y graves dificultades para respirar, asustándome muchísimo, como si estuviera sufriendo algún tipo de shock anafilactico. Mi madre llama entonces a la ambulancia, que me trasladan al hospital público más cercano, y allí me indican que es un efecto secundario de la vacuna, que no debo darle mucha importancia (ya que saturo bien el oxígeno) y que se me quitará solo. Aquí comienza una larga odisea hasta la actualidad que aun no ha acabado.

A partir del 16 de julio intento retomar mis actividades físicas rutinarias, sintiendo una gran pesadez y opresión en el pecho y una grave disnea. Después de cuatro o cinco días aguantando, mientras realizaba ejercicio aeróbico en una cinta de correr, dicha opresión y dolor en el pecho se agudizan de forma abrumadora, viéndome obligado a parar y dirigirme a casa, donde tras haberme lavado compruebo que mi ritmo cardíaco no disminuye. Acudo entonces a urgencias, en una clínica privada cercana, donde se me diagnostica con un electro un bloqueo de «rama izquierda» y se me deriva al hospital público más cercano, donde me indican que el bloqueo no es de rama izquierda, sino de la rama derecha.

«Acudiendo más de una vez al día a urgencias, donde solo me administraban benzodiacepinas, me indicaron que debía visitar a algún psiquiatra para modificar la medicacion de mi ansiedad»

Tras tratar la sintomatología y la taquicardia, soy derivado al cardiólogo y desde ese día me veo obligado a frenar mis actividades deportivas por dichos dolores y presiones constantes. Conforme van pasando los días dichos dolores van aumentando, y más con los esfuerzos, llegando al punto de ser imposible realizar cualquier actividad básica sin sufrir una taquicardia, ahogo y falta de aire con dolores de pecho. Abrir una puerta, ducharme, coger algun objeto con los brazos, vestirme… comenzando a estar la mayor parte de los días tumbado para evitar dichas situaciones.

Entre julio y agosto acudo a urgencias del hospital en mas de 20 ocasiones, y en todas ellas me diagnostican y etiquetan con «ansiedad», tratándome solo con relajantes. Antes de llegar al mes tras la vacunacion comienzo a tener graves temblores incontrolables por todo el cuerpo tipo parkinson, estando casi convulsionando en la mayoría de las ocasiones y acudiendo más de una vez al día a urgencias, donde solo me administraban benzodiacepinas, me indicaron que debía visitar a algún psiquiatra para modificar la medicacion de mi ansiedad, controlada de hace muchos años y con mi tratamiento.

«Mi sistema digestivo dejó de funcionar correctamente y no realizaba bien la digestión, perdiendo casi 15 kilos de peso en menos de dos meses«

Comienzo a tener graves dolores en el brazo izquierdo, la parte alta de la espalda, imposibilidad de llenarme los pulmones de aire y muchos temblores y convulsiones, sobre todo a la noche, siéndome imposible dormir. Continuo acudiendo a urgencias diariamente tras los ataques y tras visitar a un psiquiatra que me modifica la medicación de la ansiedad; voy comprobando que sigo empeorando, comenzando a agarrotarse mi brazo izquierdo, comenzando por el dedo pulgar y mientras eso ascendía por el brazo donde se me inoculó. Dicha «parálisis» fue extendiéndose hasta alcanzar mi cuello, sufriendo un bloqueo y graves contracturas que me impedían mover la cabeza, el brazo derecho y comenzando a tener problemas para actividades que requieren de destreza motora fina como: escribir en un teclado, atar unos cordones, comer, cepillarme, peinarme…

Comiendo a perder peso porque mi sistema digestivo dejó de funcionar correctamente y no realizaba bien la digestión, perdiendo casi 15 kilos de peso en menos de dos meses, continuo acudiendo a urgencias diariamente donde dejan de darme importancia. Me catalogan como un ansioso depresivo, se niegan a ingresarme o derivarme a cualquier especialista y solo me administran relajantes tipo alprazolam y rivotril, sin hacer caso de mis problemas neurológicos, digestivos, cardiacos… Dicha ataxia se me extiende a las piernas, por lo que comienzo a caminar cojeando y sin posibilidades de realizar ningún tipo de esfuerzo: no podía coger una botella de agua, dar mas de 7 u 8 pasos, subir unas escaleras o ducharme. Comienzo a sufrir una especie de «ataques» como si fueran accidentes isquémicos transitorios donde perdía la fuerza y movilidad total en varias zonas del cuerpo como la mano o las piernas y con imposibilidad siquiera de tragar saliva hasta el punto de que me caigo en mi casa un día. A esto hay que sumarle los inmensos dolores en pecho, brazo izquierdo sobre todo, cuello y espalda.

«Intento ir recuperando mi vida poco a poco, pero los dolores comienzan a ser insoportables y no soy capaz de aguantar de pie mas que unos pocos minutos»

Sigo acudiendo a urgencias, la mayoría de las veces entrando en silla de ruedas sin poder caminar y muchas de ellas en brazos de mi padre convulsionando o temblando; siguen administrando sedantes. Tras la desesperación de más de dos meses y encontrándome casi tetrapléjico, decido acudir a un hospital privado mas cercano, Hospital Quirón campo de Gibraltar, ya que disponía de seguro médico privado. En la primera consulta de urgencias soy ingresado a cargo de medicina interna durante casi 15 días, donde se me practican una serie de estudios para descartar una esclerosis múltiple y otras afecciones similares. Se me trata la sintomatología y a lo largo del ingreso comienzo a recuperar mi movilidad e independencia dándome de alta a mediados de septiembre de 2021 por mejoría clínica, pero sin un diagnostico claro. Tras el alta decido comenzar a trabajar de nuevo y hacer frente a las secuelas (dolores muy fuertes de cuello, pecho, espalda, falta de coordinación sobre todo en la pierna y brazo izquierdos, temblores, adormecimiento de las extremidades y falta de control sobre las mismas). Dichos dolores los trato con medicación en el domicilio e intento ir recuperando mi vida poco a poco, pero los dolores comienzan a ser insoportables y no soy capaz de aguantar de pie mas que unos pocos minutos, tampoco puedo hacer una vida normal y acudo a un neurólogo privado que me indica que posiblemente esté pasando por un síndrome de Guillain barre, que puede ser mortal si no es tratado a tiempo. Pero han pasado ya casi 3 meses desde que comencé con los síntomas y a estas alturas es mejor que la recuperación sea natural, ya que no se puede diagnosticar al dar negativo en prueba de anti gangliósidos (realizada por lo privado). Por los graves dolores acudo a urgencias del hospital Quirón de Málaga, donde me lleva mi padre y soy ingresado de nuevo, esta vez a cargo del servicio de neurología que me practica más pruebas diagnósticas, no quedando claro el diagnóstico y siendo derivado al servicio de cardiología, que me encuentra el corazón «debilitado» y me aplican un tratamiento protector que sirve contra la miopericarditis.

«Fuera lo que fuera lo que me ocurrió, no era ansiedad»

En el ingreso se aprecia una insuficiencia mitral leve (aunque compatible con la normalidad) y rasgos de miopatía de cintura para abajo tras practicarme una electro neurografía (esta última en resolución). Soy tratado con enalapril, carvedilol, colchicina y gabapentina. Tras la resonancia magnética cardiaca soy dado de alta y comienzo a intentar retomar una vida normal con muchas dificultades en el día a día, no sin acudir en más de una ocasión a urgencias por intensos dolores, vértigos, temblores, ataxia, palpitaciones, taquicardias y un largo etcétera. En la actualidad aun no he recuperado mi vida con normalidad y sigo en estudio cardiológico y neurológico por la vía privada. Cardiológicamente a través del hospital Quirón de Campo de Gibraltar y por una clínica privada de mi ciudad, y neurológicamente por el instituto de especialidades neurológicas del Campo de Gibraltar. Aún no he podido recuperar una vida plena y cada día que pasa veo más complicado poder hacerlo. Sí que he conseguido recuperar peso y he vuelto a comer, hablé con mi psiquiatra que me indicó que debía volver a mi medicación de siempre para la ansiedad, ya que fuera lo que fuera lo que me ocurrió, no era ansiedad y actualmente tengo muchos impedimentos para realizar una vida normal.

Testimonios Salud Texto

Candela, 60 años (Oliva, Alicante): «Pasé 23 días de calvario y tuve que pagar por un cardiólogo de la privada»

Nueve meses después de recibir la vacuna de AstraZeneca, toma medicación para la tensión

Testimonio completo:

El dia 1de Abril de 2021 me pusieron la vacuna a las 10 de la mañana y a las cuatro de la tarde empecé a sentirme rara: sentí presión en el pecho y por la noche tuve fiebre y escalofríos. Al día siguiente la cabeza me explotaba de dolor, la tensión arterial se disparó sin más. A los cinco días del pinchazo me salió en el punto donde me pincharon una rojez grande y muy caliente que se veía claramente.

Iba a urgencias porque no paraba de tener crisis de tensión alta y me remitían al hospital para decirme que era ansiedad, que me calmara. Me dieron calmantes y tratamiento para la tensión alta hasta que una noche me tuvieron que ingresar por una taquicardia ventricular.

«Nadie me reconoció que era de la vacuna»

Pasé 23 días de calvario y tuve que pagar la asistencia de un cardiólogo por la privada. Nadie me reconoció que era de la vacuna, al contrario, cuando yo lo decía me miraban como si estuviera loca.

Hoy, después de 9 meses, tomo medicación para la tensión. Y aunque me encuentro bastante mejor, todo ha sido por mi cuenta y pagado de mi bolsillo.

No me vacunaré nunca más

Testimonios Salud Texto

Marina, 33 años: «Tras seis horas de espera, diagnóstico TVP con inflamación elevada en vena MID»

Vacunada con Pfizer fue remitida por su médico para descartar un trombo en pierna derecha

Testimonio completo:

El 10 de junio de 2021 acudo a urgencias de HGUA, remitida por mi médica de cabecera, para descartar trombo en pierna derecha tras una semana de dolor ininterrumpido en dicho miembro y cojera que me impedía llevar una vida normal. La tarde anterior ya había ido a urgencias de mi centro de salud donde me diagnosticaron tendinitis. A la mañana siguiente recibo llamada telefónica de mi médica de cabecera, quien me insiste en acudir a urgencias de HGUA para descartar trombo.

«Los médicos que me han atendido ninguno quiere relacionar el trombo con la vacuna de la COVID»

Tras 6 horas de espera, diagnóstico TVP con inflamación elevada en vena de MID. Tras un mes de tratamiento con heparina y sintrom, a día de hoy sigo con el tratamiento. Quiero recalcar que me informaron que a los seis meses me realizarían revisión por cirugía vascular con eco Doppler. A día de hoy, lo único que sé es que mi médica de cabecera realizó petición preferente el 15 de diciembre de 2021. El jefe de servicio de cirugía vascular del HGUA ha pasado dicha petición de preferente a ordinaria, sin informarme de ello ni ofrecerme motivos ni criterios.

Los médicos que me han atendido ninguno quiere relacionar el trombo con la vacuna de la COVID, ya que argumentan que el trombo me lo diagnosticaron en junio 2021 y la segunda dosis de la vacuna me la inocularon en febrero de 2021. Afirman que si tuviese relación, el trombo me habria dado antes… No tengo pruebas, pero tampoco dudas de que está estrechamente relacionado

Testimonios Salud Texto

«Con mi primera dosis de Janssen tuve sangrado siendo menopáusica durante 2 meses»

M. J, de 51 años de edad y natural de Vitoria, sufrió algunos cambios en su cuerpo. Está vacunada con Janssen y Moderna

Testimonio completo:

Con mi primera dosis en junio de Janssen solo tuve escalofríos y sangrado siendo menopáusica. Durante dos meses estuve realizándome diferentes pruebas tanto en urgencias como en el hospital. Se lo comenté a mi ginecólogo si podía ser de la vacuna y dijo que no; yo me quedé con la duda puesto que llevaba bastante tiempo con síntomas premenstruales. También comencé con parestesia por las noches en manos y brazos. No sé si esto es debido a la vacuna o a las malas posturas.

Con la segunda dosis de Moderna hace menos de un mes, tuve un dolor fuerte en el brazo del pinchazo durante casi tres días; apenas podía levantarlo y dolía la ropa al rozar, pero al día siguiente noté picor en la garganta que fue a más al siguiente y al tercero tenía una congestión importante que fue aumentando día a día hasta llegar a la semana del empeoramiento que solicité antibiótico, puesto que la oscultación por parte de un médico dijo que era normal y no tenía nada a pesar de llevar tiempo en la cama y apenas poder hablar de la congestión que no cesaba.

A día de hoy, 26 días después, sigo con síntomas leves, tos y malestar general como el dolor de cabeza; noto también que la parestesia por las noches ha empeorado y el médico me dice que siendo solo por las noches es únicamente por una mala postura. A día de hoy no he sido capaz de retomar la normalidad de mi vida como hacer deporte.

Testimonios Salud Texto

Luciana, 33 años, inoculada con Sinopharm: «Comencé con hormigueos en los brazos y piernas»

Natural de Buenos Aires, consiguió tener un diagnóstico: el síndrome de Guillain Barré

Testimonio completo:

Hola, mi nombre es Luciana,

Luego de la segunda dosis y después de 30 días comencé con una extraña sensación de vértigo o mareo constante. Después empezaron los hormigueos en los brazos y piernas. No sentía las cosas que agarraba y cuando caminaba parecía que lo hacía en algodón. Me sentía muy inestable. Además, me sentía cansada y con un agotamiento muscular impresionante, no podía cargar aupa a mi bebé y subir las escaleras era agotador, siendo una costumbre para mí.

«Aun después de 5 meses sigo con vértigo y a veces con hormigueos»

Fui a la guardia neurólogica y me diagnosticaron Guillian-Barré. Aun después de 5 meses sigo con vértigo y a veces con hormigueos. No puedo realizar actividad física como lo hacía antes porque me mareo y me descompongo, sólo puedo caminar moderadamente.

Espero volver a la normalidad algún día, porque es difícil criar dos hijos en esta situación. Gracias

Utilizamos cookies para asegurar una mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. View more
Cookies settings
Aceptar
Politica de privacidad
Privacy & Cookies policy
Cookie name Active
El Reglamento General de Protección de Datos Personales (RGPDP) está diseñado para unificar las leyes de privacidad de toda Europa, y perfecciona las reglas de transparencia sobre la forma en que las organizaciones describen su tratamiento de datos personales. Todos los datos obtenidos al registrarse en nuestra web se tratarán de conformidad con esta Política de privacidad. Entendemos la importancia de tomar precauciones adicionales para proteger la privacidad y seguridad de sus datos.   Responsable del Tratamiento de los Ficheros de la Web “Afectados por las Vacunas”: “Responsable: Asociación Units Per La Veritat – Email unitsperlaveritat@protonmail.com cuyo objeto social es la protección de los derechos y libertades de los asociados, y de los ciudadanos en general. Qué datos personales obtenemos: Por “datos personales” entendemos cualquier información relacionada con usted que nos permita identificarle, como su nombre, su información de contacto, dirección de correo electrónico, sus datos de pago e información sobre su acceso a nuestro sitio web. Podemos obtener sus datos personales cuando use nuestro sitio web y/o nuestra aplicación para móviles y otros sitios web accesibles a través de nuestro sitio web y/o nuestra aplicación para móviles, cuando participe en una encuesta o concurso, o cuando se ponga en contacto con nosotros. En concreto, podemos obtener las siguientes categorías de información: a. Nombre, domicilio, dirección de correo electrónico, número de teléfono, número e información del DNI o de otro documento de identificación personal reconocido, b. Datos de la tarjeta de crédito/débito u otros datos de pago, en su caso. b. Información sobre su uso de nuestro sitio web y/o nuestra aplicación para móviles. c. Las comunicaciones que intercambie con nosotros o nos dirija por carta, correo electrónico, servicio de chat, llamadas y redes sociales. Para qué, por qué y durante cuánto tiempo usamos sus datos personales: Sus datos pueden ser utilizados con las siguientes finalidades: a) Proporcionar las informaciones o servicios que nos solicite: usamos su información para prestar los servicios que nos ha pedido, o darle informaciones que nos haya solicitado. b) Contactar con usted para enviarle comunicaciones sobre los servicios que ha pedido y sobre cualquier cambio en dichos servicios. Estas comunicaciones no tienen fines comerciales y no existe la opción de dejar de recibirlas. c) Verificar/comprobar la tarjeta de crédito o cualquier otra tarjeta de pago: usamos sus datos de pago con fines contables, de facturación y auditoría y para detectar y/o prevenir cualquier actividad fraudulenta. d) Fines administrativos o legales: usamos sus datos para realizar análisis estadísticos y de publicidad, comprobar sistemas, realizar encuestas a asociados o interesados, llevar a cabo operaciones de mantenimiento y desarrollo, o para resolver un litigio o reclamación. Tenga en cuenta que podemos llevar a cabo la elaboración de perfiles de datos basados en los datos que hemos obtenido de usted con la finalidad de elaborar análisis estadísticos y de publicidad. Cualquier actividad de elaboración de perfiles se llevará a cabo únicamente con su previo consentimiento y haciendo todo lo posible para garantizar que todos los datos en los que se basa son correctos. Al proporcionarnos cualquier dato personal acepta explícitamente que podemos usarlo para llevar a cabo actividades de elaboración de perfiles de conformidad con lo dispuesto en esta Política de privacidad. e) Motivos de seguridad, salud, administrativos y de prevención/detección de delitos: podemos proporcionar sus datos a las autoridades gubernamentales o los cuerpos y fuerzas de seguridad en cumplimiento de los requisitos legales. f) Comunicaciones con el servicio de atención al usuario: usamos sus datos para gestionar nuestra relación con usted como asociado o usuario nuestro y para mejorar nuestros servicios y su experiencia con nosotros. g) Proporcionar servicios personalizados: usamos sus datos para proporcionarle, información que creemos que puede interesarle, y para personalizar los servicios que le ofrecemos, como información sobre determinadas campañas relacionadas con el objeto social de la Asociación Units per la Veritat y de la Web Afectados por las Vacunas. h) Publicidad: eventualmente podemos ponernos en contacto con usted mediante comunicaciones electrónicas para proporcionarle información relativa a nuestras campañas. No obstante, tendrá la opción de aceptar o rechazar dichas comunicaciones, ya que en todas las comunicaciones electrónicas que le enviemos también tendrá la oportunidad de indicar que ya no desea seguir recibiendo nuestra información directa. i) Sólo trataremos sus datos personales cuando tengamos bases legales para hacerlo. Las bases legales dependerán de los motivos por los que los hemos obtenido y por los que necesitamos usar sus datos personales. j) En la mayoría de los casos necesitaremos tratar sus datos personales para poder suscribir nuestro acuerdo de usuario con usted. k) También podemos tratar sus datos personales por uno o más de los siguientes motivos: l) Para cumplir con una obligación legal. m) Porque usted ha aceptado que nosotros usemos sus datos personales (por ejemplo, para fines relacionados con la publicidad). n) Para satisfacer nuestros intereses legítimos en nuestro funcionamiento (por ejemplo, para fines administrativos). Conservaremos sus datos personales incluidos en su cuenta mientras mantenga la cuenta. Los períodos de retención general se aplican a cualquier dato personal que obtengamos para mantener la relación de asociado con usted, o a cualquier dato personal que tengamos la obligación legal de tratar. No conservaremos sus datos durante más tiempo del estrictamente necesario para cumplir los fines por los que se están tratando. Para determinar el período apropiado de retención, tendremos en cuenta la cantidad, la naturaleza y la confidencialidad de los datos personales, los fines por los que los tratamos y si podemos lograr esos fines a través de otros medios. También deberemos tener en cuenta los períodos durante los que puede ser necesario retener los datos personales para cumplir nuestras obligaciones legales (por ejemplo, para resolver quejas o consultas y proteger nuestros derechos legales en caso de una reclamación). Cuando ya no necesitemos sus datos personales, los eliminaremos o destruiremos de forma segura. También tendremos en cuenta si, con el paso del tiempo, podemos reducir los datos personales que usamos y cómo podemos hacerlo, y si podemos hacer anónimos sus datos personales de forma que ya no puedan asociarse a usted o identificarle, en cuyo caso podremos usar dicha información sin previo aviso. Seguridad de sus datos personales Seguimos estrictos procedimientos de seguridad a la hora de almacenar y divulgar sus datos personales, así como para protegerlos de pérdidas accidentales, daños o la destrucción. Los datos que nos proporciona están protegidos con tecnología SSL (Secure Socket Layer). SSL es el método estándar de las organizaciones para el cifrado de datos personales e información de tarjetas de crédito de modo que puedan transferirse de forma segura por Internet. Todos los datos de pago se transmiten por SSL a través de una infraestructura de red específica (MPLS-Multiprotocol Label Switching) y se almacenan de conformidad con los estándares PCI DSS de seguridad de datos del sector de las tarjetas de pago. Podemos revelar su información a terceros de confianza para los fines estipulados en esta Política de privacidad. Exigimos que todos los terceros tengan implementadas las medidas de seguridad técnicas y operativas apropiadas para proteger sus datos personales, de acuerdo con las leyes de protección de datos de la UE. Transferencia Internacional de Datos La Asociación Units Per La Veritat no efectuará transferencias internacionales de datos. Si se diera el caso, solicitaremos consentimiento expreso por escrito al efecto, con los detalles de la transferencia. Compartir sus datos personales Sus datos personales no van a compartirse con ninguna otra organización ni asociación, salvo consentimiento expreso por escrito, excepto a los siguientes terceros para los fines descritos en esta Política de Privacidad: a) Autoridades gubernamentales, cuerpos y fuerzas de seguridad. b) Proveedores de servicios de confianza que usamos para desempeñar nuestra actividad, servicios de atención telefónica que ofrecen asistencia a nuestros asociados, y proveedores de servicios en la nube y servicios de publicidad y divulgación por correo electrónico que ayudan a nuestro equipo de gestión de la asociación a realizar encuestas a usuarios y a diseñar campañas de publicidad dirigida. c) Empresas de tarjetas de crédito y de débito que facilitan los pagos que, efectuados a favor de la Asociación y la detección de fraudes, por lo que pueden necesitar información sobre su método de pago para procesar el pago o garantizar la seguridad de su transacción de pago. d) Asesores legales y otros asesores profesionales, tribunales de justicia y cuerpos y fuerzas de seguridad para garantizar nuestros derechos legales en relación con nuestro contrato con usted. e) Redes sociales: Es posible que acceda a servicios de redes sociales de terceros a través de nuestro sitio web o nuestra aplicación para móviles, o antes de llegar a nuestro sitio web o nuestra aplicación para móviles. Cuando se registre en la cuenta de dichas redes sociales, obtendremos aquella información personal que decida compartir con nosotros a través de estos servicios de redes sociales de conformidad con su configuración de privacidad, con objeto de mejorar y personalizar su uso de nuestro sitio web o nuestra aplicación para móviles. También podemos utilizar plugins de redes sociales en nuestro sitio web o nuestra aplicación para móviles. En consecuencia, sus datos se compartirán con los correspondientes proveedores de sus redes sociales y es posible que aparezcan en su perfil, teniendo acceso a ellos otros usuarios con los que comparta dichas redes. Si desea más información sobre estas prácticas, consulte la política de privacidad de estos terceros proveedores de redes sociales. Cookies y seguimiento web Este sitio utiliza cookies para permitirnos mejorar el servicio que le ofrecemos y proporcionarle determinadas funciones que pueden resultarle útiles. Este sitio puede incluir cookies de anunciantes y colaboradores que se guardan en su equipo cuando visita nuestro sitio web o nuestra aplicación para móviles. Consulte los sitios web de nuestros colaboradores para obtener información sobre su política de privacidad y de cookies. Las cookies son pequeños archivos de texto que se guardan en el disco duro del ordenador a través del navegador web para permitirnos reconocer su navegador y ayudarnos a realizar un seguimiento de los visitantes de nuestro sitio web, de manera que nos permitan entender mejor los productos y servicios que más se adaptan a sus necesidades. Una cookie contiene su información de contacto y otra información que nos permite identificar su equipo cuando consulta nuestro sitio web con el propósito de ayudarle a completar su reserva. La mayoría de navegadores de Internet aceptan automáticamente las cookies, pero si lo desea, puede cambiar la configuración de esos navegadores para que acepten, rechacen o eliminen las cookies. En el apartado "Ayuda" de la barra de herramientas de la mayoría de navegadores encontrará información sobre cómo configurar su navegador para que no acepte nuevas cookies, cómo hacer que el navegador muestre una notificación al recibir nuevas cookies o cómo desactivar todas las cookies. Si decide cambiar esa configuración, puede que ciertas funciones y prestaciones no funcionen como estaba previsto. Las cookies que utilizamos no detectan ningún dato almacenado en sus ordenadores.   Contacto Si tiene cualquier duda sobre esta política o sobre cómo tratamos sus datos personales, póngase en contacto con nosotros a través del E-mail unitsperlaveritat@protonmail.com Usted tiene derecho a presentar una reclamación a una autoridad supervisora en cualquier momento. Para la Asociación Units Per La Veritat como responsable de tratamiento de datos español, la principal autoridad supervisora de la protección de datos es la Agencia Española de Protección de Datos. Sus derechos de Protección de Datos Bajo ciertas circunstancias, por ley tiene derecho a: Solicitar información sobre si tenemos datos personales sobre usted y, si es así, de qué datos se trata y por qué los tenemos o los estamos usando. Solicitar el acceso a sus datos personales (solicitud comúnmente conocida como “solicitud de acceso del interesado”). Esto le permite recibir una copia de los datos personales que tenemos sobre usted y comprobar que estamos tratándolos de forma legal. Solicitar la corrección de los datos personales que tenemos sobre usted. Esto le permite corregir cualquier información incompleta o incorrecta que tengamos sobre usted. Solicitar la eliminación de sus datos personales. Esto le permite pedirnos que eliminemos o borremos sus datos personales cuando no prevalezcan otros motivos legítimos para seguir tratándolos. También tiene derecho a pedirnos que eliminemos o borremos sus datos personales cuando haya ejercido su derecho a oponerse al tratamiento (véase el apartado siguiente). Oponerse al tratamiento de sus datos personales cuando por motivos relacionados con su situación personal, debe cesar el tratamiento de sus datos, salvo que se acredite un interés legítimo o sea necesario para el ejercicio o defensa de reclamaciones. Así mismo, cuando el tratamiento tenga por objeto la publicidad directa. Se exceptúa lo anterior cuando:  Sea necesario para la celebración o ejecución de un contrato.  Esté permitido por el Derecho de la UE o de los Estados miembros, con medidas adecuadas para salvaguardar los derechos y libertades del titular de los datos. Oponerse a la toma de decisiones automatizada, incluida la elaboración de perfiles, es decir, a no ser objeto de ninguna toma de decisiones automatizada por nuestra parte usando sus datos personales o elaborando un perfil sobre usted. Solicitar la limitación del tratamiento de sus datos personales. Esto le permite pedirnos que suspendamos el tratamiento de sus datos personales; por ejemplo, si quiere que determinemos su exactitud o el motivo para tratarlos. Solicitar la transferencia a usted o a un tercero de sus datos personales en un formato electrónico y estructurado (comúnmente conocido como derecho a la “portabilidad de datos”). Esto le permite llevarse los datos que tenemos sobre usted en un formato electrónico de uso común y poder transferir sus datos a un tercero en un formato electrónico de uso común. Retirar su consentimiento. En las limitadas circunstancias en las que haya dado su consentimiento para la obtención, tratamiento y transferencia de sus datos personales para un fin específico, tiene derecho en cualquier momento a retirar su consentimiento para ese tratamiento específico. Una vez que hayamos recibido la notificación de que ha retirado su consentimiento, ya no continuaremos tratando sus datos para el fin o fines que originalmente aceptó, a no ser que tengamos otra base legítima para seguir haciéndolo conforme a la ley. Si quiere ejercer cualquiera de estos derechos, comuníquelo mediante un E-mail a unitsperlaveritat@protonmail.com Puede que necesitemos solicitarle información específica que nos ayude a confirmar su identidad y a garantizar su derecho de acceso a la información (o a ejercer cualquier otro de sus derechos). Esta es otra medida de seguridad apropiada para garantizar que los datos personales no se revelan a ninguna persona que no tenga derecho a recibirlos. La Asociación Units Per La Veritat velará por que todos los derechos que a Usted le amparan conforme al nuevo Reglamento de Protección de Datos Personales, sean ejercidos con plena transparencia y efectividad.
Save settings
Cookies settings